No creo que algo que ocurra detrás del escenario el público tenga que enterarse y ser parte de eso.

Si la esposa de Raulin Rosendo se indignó porque Michel le hizo el “fo” cuando su marido en el camerino intentó saludarlo y este ni se inmutó y por eso lo llamó haitiano, son otras quinientas.

Conocemos perfectamente que Michel tiene mal carácter y suele ser grosero, aunque eso no nos sorprende creí que fue un exceso suyo llamarle “estúpida” a una dama porque le llamara “haitiano”, aunque dice que él no lo es ¿cuál es la ofensa de ser haitiano?

A lo mejor sí le hubiesen llamado “inglés” o “francés” talvez no se hubiese molestado, comenta un chusco.

No obstante, Michel, aún siendo domincano como dice, no puede negar sus raíces haitianas.

Pero ese no es el tema que nos ocupa por ahora, sino  que él no debió involucrar al público al plantear un problema que ocurrió en un camerino en vez de ponerse a cantar, que para eso fue que lo contrataron.

¿O la gente pagó un boleto para escuchar la perorata de Michel y su lio en un camerino con la esposa de Raulin Rosendo como si a todos eso les importara?

Pero resulta que no es la primera vez que Michel hace cosas parecidas en un show frente a todos.

En una fiesta en Puerto Plata donde compartía tarima con Rubby Pérez, el salsero Michel supuestamente cogió el micrófono antes de cantar para quejarse de que no le habían puesto en su camerino un litro de whisky Blue Label que había pedido.

Dizque lanzó un discurso por el jodido litro de whisky que casi hubo que apagarle el micrófon ¡Qué verdugo!

Te gustó? Danos un Me gusta

Déjanos tu opinión

Opiniones

Compartir