Las luces de los estadios se apagan para el asueto navideño y los peloteros celebran en familia según sus gustos y costumbres.

Las comidas preferidas de los jugadores es preparada por manos queridas, y según el gusto, con mucha o poca bebida.

Te gustó? Danos un Me gusta

Déjanos tu opinión

Opiniones

Compartir